El Defensor del Pueblo español urge al Ayuntamiento a que rehabilite la iglesia de Santiago

También le pide que inicie las obras que garanticen la integridad de la espadaña de la histórica iglesia

A petición de la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, la oficina del Defensor del Pueblo se ha dirigido al Ayuntamiento de Tarifa como titular de la iglesia de Santiago, para proponerle que a la mayor brevedad haga la contratación de las obras de consolidación y apeo que impidan la ruina de la espadaña de la histórica iglesia.

El Defensor del Pueblo también solicita al Ayuntamiento que, de forma simultánea a la actuación en la espadaña, ordene los estudios de rehabilitación del resto del edificio, al entender que es necesaria la recuperación de este monumento, hoy día muy deteriorado.

Según los informes de los técnicos municipales realizados en el año 2014, el edificio se encuentra en estado ruinoso, con riesgo de desplome, por lo que se necesitan trabajos de apeo y andamiaje que garanticen la seguridad del edificio y su entorno. Sin embargo, pese al riesgo cierto de derrumbe y peligrosidad nada se ha hecho desde entonces.

En el pleno municipal del pasado mes de marzo se aprobó por unanimidad y a petición de Mellaria que los servicios de obras del Ayuntamiento ejecuten el proyecto de intervención urgente en la espadaña de la antigua iglesia de Santiago.

Por las dificultades técnicas se ha requerido los servicios de un estudio de arquitectura que ha redactado un proyecto que exige como primera medida la consolidación y apeo de la espadaña y la posterior elaboración de un estudio para la intervención en el resto del monumento.

Mellaria, que aprecia las gestiones realizadas, ha expresado su preocupación por la lentitud de los trámites, pues desde hace varios meses se está pendiente de la contratación de las obras de consolidación, preocupación compartida por el Defensor del Pueblo que ha requerido al Ayuntamiento que se inicie de inmediato los trámites que concluyan con la contratación de quien deba hacer las obras urgentes previstas.

La iglesia de Jesús pasó a propiedad municipal en el año 2015 como resultado del acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento tarifeño y el Obispado de Cádiz y Ceuta. Ante ciertas dudas planteadas la asesoría jurídica municipal expidió a comienzos de este año un informe técnico donde se concluía que la iglesia de Santiago o de Jesús era indudablemente de titularidad municipal.

Aceptado el carácter municipal de la antigua iglesia, Mellaria pide que se proceda a inscribir el bien en el Registro de la Propiedad, pues ha podido confirmar que sin este requisito la Consejería de Cultura no puede participar ni financiar las actuaciones que son necesarias para la rehabilitación y puesta en valor del valioso monumento.

Por la categoría del monumento, Mellaria solicitó a la Consejería de Cultura la declaración de la iglesia de Santiago como bien de interés cultural y que fuera inscrita en el catálogo general del patrimonio histórico de Andalucía, lo que facilitará la recepción de subvenciones para la rehabilitación del edificio.

La petición de Mellaria fue apoyada por numerosas entidades del Campo de Gibraltar y de forma unánime por el pleno municipal. Esta petición fue bien acogida por la Delegación Territorial de Cultura que está realizando los trámites necesarios para la declaración monumental de la iglesia de Santiago.

Solicitud de declaración de BIC para la iglesia de Santiago

La petición está firmada por numerosas entidades defensoras del patrimonio cultural

Espadaña de la iglesia
Espadaña de la iglesia

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, ha presentado a la Junta de Andalucía una petición de declaración de bien de interés cultural para la iglesia de Santiago o Jesús, que le otorgaría el máximo rango monumental que establece la ley.

Dicha petición está respaldada por numerosas entidades de la comarca y de nivel nacional, como son las asociaciones Proyecto TARIFA2010, Estudios Históricos Tarifa Siglo XXI, Histórico-Cultural Tarifa 1812Emprendedores del Patrimonio AlgecireñoAcademusLa Trocha, TanitProtección Histórica Linense, la sección segunda del Instituto de Estudios Campogibraltareños, Memoria de Algeciras, ALCULTURA y la asociación de ámbito nacional Hispania Nostra.

 

Mellaria también ha enviado una instancia al Ayuntamiento tarifeño solicitando a los grupos de la corporación municipal que se adhieran a la petición de bien de interés cultural para la iglesia de Santiago.

La asociación reivindica desde hace tiempo una actuación de emergencia para la iglesia de Jesús que, según técnicos municipales, se encuentra en peligro de derrumbe. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Tarifa, propietario del monumento, no hay disposición alguna para acometer esa necesaria actuación que está obligado a realizar según el convenio que firmó cuando aceptó la cesión de la antigua iglesia.

El estado actual de la histórica iglesia de Santiago es de total abandono. Su atrio está vallado ante el peligro de que se derrumbe la espadaña, la vegetación crece sin ningún control y su interior está lleno de escombros. Lo que da un pésimo aspecto a la parte más histórica de la ciudad de Tarifa.

Como se recordará la iglesia de Jesús o de Santiago es una de las más antiguas parroquias de Tarifa, datada entre los siglos XIII y XV y se encuentra situada en la parte alta del barrio de la Aljaranda. Fue parroquia municipal hasta el siglo XVI.

La iglesia de Santiago se encuentra dentro del conjunto histórico de Tarifa, declarado bien de interés cultural y está incluida en el catálogo de Bienes Inmuebles de la Junta de Andalucía, lo que le da un primer nivel de protección que se quiere ampliar con la declaración de Bien de Interés Cultural que ahora se solicita.

El estado de la histórica iglesia aún es recuperable y de hecho hace algunos años el Ayuntamiento encargó un proyecto para su restauración. Del abandono del edificio da muestra el daño que hace algunos años sufrieron los restos de la capilla de la Encarnación cuando se hizo el parking del hotel colindante.

Denuncia al Defensor del Pueblo por el estado de abandono de la iglesia de Jesús

Los informes de los técnicos municipales consideran que hay riesgo de derrumbe del edificio

La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural, Mellaria, ha presentado una queja sobre la iglesia de Jesús o Santiago al Defensor del Pueblo Andaluz y al Defensor del Pueblo Español, en la que solicita que intermedien ante el Ayuntamiento tarifeño para que tome medidas que impidan la ruina definitiva de la antigua iglesia, hoy cedida al municipio.

Mellaria siente gran preocupación por la histórica iglesia, que según informes de los técnicos municipales presenta riesgo de derrumbe en alguna de sus partes y que sigue sin ser atendida por el Ayuntamiento de Tarifa, su actual propietario. Por este motivo la asociación ha remitido un extenso informe a las oficinas de los Defensores del Pueblo con la intención de solicitarles que medien en tan preocupante asunto.

La iglesia de Jesús es de propiedad municipal desde abril de 2015, fecha en que se firmó un acuerdo en que el Ayuntamiento aceptó su donación por el Obispado. El estado de la iglesia sigue siendo el de total abandono, a pesar de que una de las cláusulas de dicho contrato dispone que el nuevo propietario se comprometía a realizar las obras de restauración y consolidación que resultaran necesarias para garantizar la seguridad y demás condiciones exigibles a la propiedad.

Mellaria está solicitando desde hace tiempo que se realicen actuaciones de emergencia en la espadaña de la iglesia y que se haga una inspección técnica del estado de la capilla de la Concepción, cuya entrada está actualmente tapiada, lo que impide que se conozca el estado actual de su interior. Sin embargo, pasan los años y la iglesia continua olvidada y acrecentando su deterioro día a día, sin que los responsables municipales tomen medida alguna.

Mellaria ratifica una vez más la necesidad de que la iglesia de Jesús o Santiago, uno de los monumentos más antiguos de Tarifa, situado en el antiguo barrio de Aljaranda, sea rescatada de la dejadez a la que está sometida, que de continuar así llevará irremediablemente a su colapso total y a la consecuente pérdida de uno de los monumentos más emblemáticos del conjunto histórico de Tarifa.

Mellaria denuncia al Ayuntamiento ante el Consejo de Transparencia

A la asociación no se le facilita información relativa a la antigua iglesia de Jesús

Santiago o JesúsLa asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural Mellaria ha denunciado al Ayuntamiento de Tarifa ante el Consejo de Transparencia de la Junta de Andalucía, por no facilitar información sobre las gestiones que el consistorio viene realizando sobre la antigua iglesia de Jesús.

En abril del año 2015 el Ayuntamiento aceptó la donación que el Obispado de Cádiz y Ceuta le hizo de la iglesia de Jesús o Santiago, a cambio de un compromiso del municipio para que en un plazo de 15 años se le cediera temporalmente unos terrenos en una futura urbanización.

En el convenio que se firmó con el Obispado, el Ayuntamiento adquirió la responsabilidad del edificio y se comprometió a realizar las obras de restauración y consolidación necesarias para garantizar su seguridad. Pero hasta la fecha ninguna actuación ha sido emprendida por el Ayuntamiento en la histórica iglesia, a pesar de la reiterada petición de Mellaria que ve graves riesgos estructurales en la fachada y en la capilla que aún se mantiene en pie.

Hace más de medio año Mellaria solicitó información al Ayuntamiento sobre la iglesia de Jesús, petición reiterada en varias ocasiones, pero no ha obtenido respuesta, a pesar que desde el Ayuntamiento han confirmado a Mellaria que su petición se ajusta a lo recogido en la Ley de Transparencia que exige un plazo máximo de un mes para contestar y que si en este plazo no reciben noticias tienen que dirigirse directamente a dicho Consejo.

Ante lo que Mellaria considera una infracción municipal de la Ley de Transparencia y de acuerdo con lo que esta ley determina, se ha dirigido al Consejo de Transparencia para que obligue al Ayuntamiento a cumplir con su obligación de facilitar información de carácter público.

La iglesia de Jesús o Santiago es un monumento del siglo XIV y correspondió a una de las más antiguas parroquias de Tarifa. Aún conserva en pie una de las capillas con techo abovedado, la espadaña, los muros y restos de otras capillas. Mellaria lleva tiempo solicitando una actuación de emergencia para consolidar las partes del monumento que estén en peligro de derrumbe, así como un estudio del estado actual de las diferentes dependencias.

El único deseo de Mellaria es ver recuperada la iglesia de Jesús, su inclusión en el patrimonio municipal para que tenga un uso cultural y que el monumento sea descatalogado de la lista roja del patrimonio de Hispania Nostra, lugar en el que desgraciadamente figura en la actualidad.

Mellaria pide públicamente al ayuntamiento tarifeño que cumpla con la transparencia a la que están obligadas todas las administraciones públicas, que informe sobre sus gestiones sobre la iglesia de Jesús y conteste a las peticiones de información y sugerencias que se le han hecho desde Mellaria y que no han recibido hasta la fecha contestación alguna.

La iglesia de Jesús en la Lista Roja del Patrimonio

La asociación de defensa del patrimonio cultural pide una vez más al Ayuntamiento que acometa una actuación de urgencia en el monumento y sus alrededores

La asociación tarifeña Mellaria ha agradecido a la entidad de ámbito nacional Hispania Nostra la inclusión de la iglesia de Jesús o Santiago de Tarifa en su Lista Roja del Patrimonio, donde se encuentran los monumentos españoles en riesgo de destrucción o de desaparición.

Mellaria viene expresando desde hace tiempo su preocupación por el estado de la histórica iglesia, situada en la zona más antigua del casco histórico tarifeño. El monumento presenta riesgo de derrumbarse, la vegetación crece descontrolada por su alrededor y una valla oxidada y medio caída previene a los paseantes de acercarse ante el riesgo de que la espadaña se venga abajo.

Ya en su día, hubo que contemplar la destrucción y pérdida irreparable de parte de los restos de la capilla de la Encarnación por las obras del aparcamiento del hotel colindante.

Desde Mellaria se afirma que no se puede permitir esta situación de abandono en el que debería ser uno de los lugares mas atrayentes del conjunto histórico de Tarifa. Por esta razón la asociación de defensa del patrimonio se ha dirigido al Ayuntamiento para que de forma urgente adecente el lugar, haga una actuación en la espadaña y que se realice un estudio arqueológico que incluya un estudio sobre el estado de la única bóveda de la iglesia que sigue en pie.

Mellaria también ha solicitado al Ayuntamiento que haga las gestiones necesarias ante la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía para conseguir su implicación en la conservación y futura restauración de la antigua iglesia de Jesús, que deberá convertirse en un futuro en un centro cultural municipal de primer orden.

 

Por la restauración de la Iglesia de Jesús

DSC06236La iglesia de Jesús o Santiago está abandonada por su actual propietario: El Ayuntamiento de Tarifa. Su riesgo de derrumbe es grande.

Mellaria quiere concienciar sobre la importancia del monumento de los siglos XIV-XV, una de las más antiguas parroquias de Tarifa.

Su estado es recuperable y con ayuda de subvenciones se puede convertir en un centro para disfrute de la población y forastero.

¡¡¡¡¡¡EL ABANDONO DEL MONUMENTO PUEDE TENER CONSECUENCIAS IRREVERSIBLES!!!!!
AYUNTAMIENTO DE TARIFA: ¡¡¡¡SOS IGLESIA DE JESÚS!!!!!

DSC06241

El futuro de la Iglesia de Jesús

NOTA DE PRENSA

Mellaria preocupada por el futuro de la Iglesia de Jesús

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, se congratula de que por fin el Ayuntamiento, a través de su concejal delegado de Cultura, aborde públicamente y para toda la ciudadanía el tema de la Iglesia de Jesús, por el que Mellaria siente gran preocupación. Mellaria espera que las novedades significativas que sobre este asunto se vayan produciendo sean igualmente comunicadas a la opinión pública.

Mellaria entiende que las recientes declaraciones sobre la iglesia de Jesús del concejal de Cultural son inexactas, por lo que se ve en la obligación de hacer pública las correcciones necesarias.

Según el convenio firmado entre el Obispado y el Ayuntamiento de Tarifa, que está plenamente vigente, la Iglesia de Jesús es ya de propiedad municipal. A cambio el Ayuntamiento se ha comprometido a ceder durante 75 años una parcela en una urbanización próxima a construirse.

Los terrenos que en un futuro se le cedan a la Iglesia para la edificación de un complejo parroquial, no son municipales, sino que formarían parte de los terrenos que el Ayuntamiento se apropiaría cuando se haga la urbanización de la zona.

La parcela que se le cedería al Obispado debe tener la catalogación de equipamiento comunitario, tal como se recoge en el convenio, y formará parte de los terrenos que legalmente deberán reservarse para uso público cuando se haga el planeamiento urbanístico. Evidentemente, en las parcelas dedicadas a equipamiento no pueden construirse viviendas.

No es cierto, por tanto, que la cesión que se le haría al Obispado a cambio de la iglesia de Jesús vaya a limitar el número de viviendas sociales de la futura urbanización. Para estas viviendas el planeamiento urbanístico destinará una extensión de terrenos de acuerdo con los módulos que marque la legislación.

Afirma el concejal de Cultural que “en la iglesia de Santiago sólo podrán realizarse actos de la fe católica”. Mellaria sale al paso para decir que esta afirmación es falsa. El convenio firmado con el Obispado dice textualmente que la iglesia de Jesús “será destinada de forma permanente a fines de interés general, compatibles con la fe y moral de la Iglesia católica, y que sean de interés para los ciudadanos del municipio”. Por ejemplo, podría ser un salón de actos, un palacio de congresos, una plaza pública, un parque arqueológico, un teatro, un museo, una dependencia municipal, o sea, se podría destinar libremente a las actividades propias de un Ayuntamiento, todas ellas compatibles con la fe y la moral católica y naturalmente de cualquier otra religión.

Mellaria expresa que el acuerdo firmado con el Obispado permite que un monumento como la Iglesia de Jesús pase a propiedad pública, lo que permitirá recibir subvenciones para su restauración. Mellaria piensa que el acuerdo firmado entre Ayuntamiento y Obispado es beneficioso para ambas partes, aún así entiende que puede renegociarse para conseguir la plena satisfacción para ambas partes y es lo que una vez más solicita la asociación.

Mellaria se opone a que desde al Ayuntamiento se pongan impedimentos que hagan imposible modificar el convenio actualmente vigente, por eso exige altura de miras y el reconocimiento de la importancia que tendrá para el municipio recuperar un monumento de la categoría de la Iglesia de Jesús o Santiago

Para la oportuna aclaración del convenio firmado con el Obispado, Mellaria solicita que por parte del departamento de Urbanismo del Ayuntamiento se emita informe explicativo destinado a aclarar a la ciudadanía en qué consiste el acuerdo. Informe en donde también se recoja si el acuerdo tiene alguna lesividad para el municipio. Así mismo se espera información sobre las conclusiones de la última reunión con el obispado y de todas las novedades que vayan surgiendo.

Los voluntarios de Mellaria son simples amantes del Patrimonio de Tarifa, que no tienen remuneración alguna, ni se benefician de ningún tipo de actividad comercial o empresarial y cuyo único objetivo es la defensa del Patrimonio por encima de cualquier ideología política o moral. Por ello Mellaria deja claro que el único interés que tiene sobre la Iglesia de Jesús es el de verla restaurada y formando parte activa del conjunto monumental de nuestro querido pueblo.

El futuro de la antigua iglesia de Jesús

iglesia-de-santiagoHace unos días una comisión de Mellaria se reunió con el concejal delegado de Cultura del Ayuntamiento de Tarifa, Ezequiel Andréu, y con técnicos municipales para tratar monográficamente el futuro inmediato de la antigua iglesia de Jesús.

Mellaria se interesó por la posición del nuevo gobierno municipal sobre el acuerdo que se firmó el año pasado entre el Ayuntamiento y el Obispado por el que se revierte la iglesia de Jesús al municipio.

Según este acuerdo, el Obispado entrega sin coste alguno la iglesia de Jesús o de Santiago al Ayuntamiento y en contraprestación el municipio cederá por un periodo de 75 años un solar de 2.000 metros cuadrados en una nueva urbanización a crear en la zona de El Guijo-Albacerrado, donde se construirá un complejo parroquial.

Esta parcela, que tendrá la consideración de equipamiento comunitario, será entregada por su propietario privado al Ayuntamiento cuando se haga la citada urbanización.

Según explicó el concejal de Cultura, el Ayuntamiento se ha dirigido al Obispado rescindiendo el convenio, lo que no ha sido aceptado, pues el Obispado entiende que el acuerdo está plenamente en vigor.

Mellaria estima que los argumentos municipales para anular el citado convenio no son insuperables, pues se refieren a cuestiones que la asociación de protección del patrimonio cree que son de índole menor comparados con la recuperación del monumento. Por esto, Mellaria ha pedido que se reúnan representantes municipales con responsables del Obispado para solventar las diferencias, una medida que ya ha sido propuesta por la diócesis.

Recabada la información municipal, Mellaria va a seguir recopilando opiniones y datos sobre el convenio de cesión de la iglesia de Jesús, tras lo cual, y después del oportuno debate, llevará al Ayuntamiento sus propuestas, que espera puedan servir para que un monumento de tal categoría como la iglesia de Jesús pase a propiedad municipal y en un futuro, después de su consolidación y restauración, pueda tener un uso público de carácter cultural.

La asociación de conservación de patrimonio también ha expresado su preocupación por el estado de conservación de la espadaña de la antigua iglesia de Jesús, que exige una intervención urgente, ante la posibilidad, más que cierta, de que pueda venirse abajo.