Tríptico de la agresión que sufre el centro histórico de Tarifa

También se presentó el número 50 de la revista Puerta de Jerez

Portada trípticoLa asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, presentó la semana pasada la revista Puerta de Jerez que alcanza su número cincuenta, lo que la asociación considera un éxito, habida cuenta de que sus artículos sólo están referidos al patrimonio cultural del municipio de Tarifa.

En el mismo acto se presentó el tríptico que ha realizado para avisar del deterioro y pérdida de identidad que está sufriendo el conjunto histórico de Tarifa y para advertir a la población y a la administración local que el PEPRICH o legislación destinada a proteger nuestro casco antiguo es de obligado cumplimiento.

Mellaria está realizando una serie de actos destinados a la concienciación de la población para que se respete el tipismo de Tarifa, para que no pierda su identidad ante la presión turística y para frenar la agresión descontrolada que la turistificación o “efecto Venecia” está ocasionando en una población de más de mil años de antigüedad.

Mellaria espera que los propios residentes y empresarios comprendan que el principal atractivo del casco histórico tarifeño está precisamente en su fisonomía, su historia y sus tradiciones y, si estas cosas mueren, morirá con ello la milenaria ciudad de Tarifa.

Igualmente Mellaria espera que la administración cumpla con su obligación de exigir el cumplimiento de la legislación vigente y no siga permitiendo, a pesar de contar con la Comisión Municipal de Patrimonio Histórico, la impunidad con la que se realizan actuaciones ilegales conscientes y reiteradas en todo el casco histórico.

(El último número de Puerta de Jerez lo pueden encontrar junto a los anteriores en la sección de esta bitácora dedicada a nuestra revista. A través de este enlace se puede acceder al tríptico sobre el Centro Histórico elaborado por  nuestro socio Joaquín Franco.)

 

Anuncios

El alcalde y el arqueólogo de Vejer explicaron en Tarifa las medidas para la conservación del casco histórico

Fueron invitados por Mellaria, que con esta conferencia inicia una serie de actos para alertar del grave deterioro que sufre el conjunto histórico de Tarifa

El alcalde, el arqueólogo y la concejala de cultura del Ayto. de Vejer posan tras el acto junto a la presidenta de Mellaria y a la presentadora del acto

Invitados por la asociación Mellaria dieron el pasado viernes en Tarifa una conferencia José Ortíz Galván, alcalde de Vejer de la Frontera y senador, que fue acompañado por Juan Jesús Cantillo Duarte, arqueólogo municipal de aquella población.

El tema elegido fue la conservación del casco histórico de Vejer, que para Mellaria representa todo un ejemplo de respeto a la tradición y cultura local.

Durante su intervención el alcalde vejeriego explicó a los socios y simpatizantes de Mellaria que la correcta conservación de un casco histórico pasa por la concienciación de la población y sobre todo por la intervención de la administración local. José Ortiz explicó las actuaciones del Ayuntamiento que preside para conservar el blanco de las casas.

Por primavera se publica un bando animando a los vecinos a que pinten sus fachadas, actuación con la que son recompensados con rebajas fiscales.

“En las casas del casco histórico de Vejer no hay zócalos, y los pocos que había se están quitado” dijo el primer regidor de Vejer. “Si hay una pintada, es que se quiere que haya una pintada” remachó Ortiz Galván afirmando ante los presentes que en Vejer se quitan las pintadas de forma inmediata, conservando la blancura características de los pueblos andaluces. “Si una fachada está mal, es que se quiere que esté mal” expuso con contundencia el alcalde de Vejer.

En Vejer se ha procedido recientemente a activar una figura jurídica para impedir que se abran nuevas terrazas en el conjunto histórico, al considerar que hay saturación de estos establecimientos. Sobre las terrazas el alcalde de Vejer dijo que allí no se ven sombrillas o mesas con publicidad, lo que está expresamente prohibido.

Al finalizar su intervención José Ortiz aconsejó a los asistentes a la conferencia que “todo depende de la voluntad y del cariño que se ponga” para conservar con dignidad un conjunto histórico monumental.

El prestigioso arqueólogo Juan Jesús Cantillo disertó sobre los aspectos más técnicos que se usan en Vejer de la Frontera para conservar su conjunto histórico, que al igual que el de Tarifa, está considerado bien de interés cultural. Cantillo Duarte recalcó el importante papel de la comisión municipal de patrimonio histórico, que en Vejer está formado exclusivamente por funcionarios técnicos, salvo la obligada presidencia del alcalde de la localidad.

Comentó Juan José Cantillo que advertido de deficiencias se procedió a modificar el Plan Especial de Vejer de la Frontera. Pues no todo está contemplado en esta legislación, explicó el arqueólogo municipal. Puso como ejemplo que se están poniendo de color blanco las puertas de los contadores de la luz y el agua, algo que no está recogido en la legislación.

Cantillo Duarte explicó que en Vejer existe un consejo local de patrimonio histórico, en el que están representados, no solamente los técnicos, sino también los propios vecinos, y que decide sobre asuntos relativos a la conservación del tipismo del conjunto histórico.

Ambos conferenciantes coincidieron en el desvelo porque no se produzca el “efecto Venecia” en su pueblo, para lo que están tomando medidas, entre ellas la compra por parte del Ayuntamiento de dos viviendas cada año para alquilar por larga temporada a familias del pueblo.

Al finalizar la conferencia, la presidente de Mellaria, Mariluz Muñoz, entregó al alcalde una placa de recuerdo de este acto y una colección de ejemplares de la revista Puerta de Jerez que edita Mellaria.

Las dos intervenciones en esta conferencia se pueden escuchar íntegramente en los enlaces:
https://www.youtube.com/watch?v=XnL91VSId50
https://www.youtube.com/watch?v=JI53vZPLvs4&t=929s

Infracción: Calle San Francisco, 10

La diosaPEPRICH, Artículo 51.- Huecos de fachada

1. Con carácter general se deberán mantener las proporciones y formas de los huecos tradicionales en la calle o plaza de la que forme parte la edificación.

 

Infracción: Plaza Capitán Menéndez Arango

Otro caso de incumplimiento del artículo 58 del PEPRICH relativo a los rotulos en fachada; lo más sangrante en este caso es que este negocio ha sido abierto recientemente: ¿dónde está la Patrulla de Patrimonio encargada de controlar el cumplimiento de la normativa vigente que se prometió allá por marzo de 2016?

Infracción: Calle Castelar

PEPRICH, Artículo 50.- Fachadas

1. Todas las fachadas deberán terminarse exteriormente con revocos, enfoscados o enlucidos pintados de color blanco y textura lisa, prohibiéndose los acabados granulados. Se admitirán otros colores en el caso de preexistencias debidamente probadas y siempre en colores claros. Se podrán exigir estudios previos en busca de pinturas o esgrafíados, por parte de técnicos competentes, y ordenar su conservación si se consideran de valor.

Infracción: Calle Cervantes, 4

TomatitoPEPRICH, Artículo 58.- Rótulos

1. Se prohíbe la colocación de rótulos perpendiculares a fachada en el ámbito del Plan Especial.

 

2. Se permite la instalación de rótulos o letreros exclusivamente en planta baja y adosados a fachada, en las siguientes situaciones:

A. Situados sobre los dinteles o recercados de los huecos y sin sobrepasar las verticales de las jambas. En este caso las letras serán sueltas, sin fondo, fijadas directamente a la fachada; el diseño, materiales y color estarán acordes con la fachada y entorno próximo.

B. En el interior de los huecos de fachada; en este caso podrán tener distinto soporte de fábrica de la fachada, con una altura máxima de 50 cm.

Por un plan de ordenación turística para Tarifa

La propuesta le ha sido hecha al PSOE en una reciente reunión

Logo MellariaEl pasado martes una comisión de Mellaria se reunió con dirigentes del PSOE de Tarifa para tratar asuntos relacionados con el conjunto histórico, dentro de una ronda de conversaciones que la asociación de defensa del patrimonio cultural mantiene con organizaciones políticas y sociales.

Mellaria presentó un documento a los socialistas tarifeños para su estudio y posible aplicación. La propuesta de Mellaria, que ha sido preparada por una comisión creada al efecto, pretende salvarguardar el casco histórico ante la excesiva presión del masivo turismo que recibe.

El conjunto histórico de Tarifa tiene la consideración de Bien de Interés Cultural, la máxima categoría monumental de la legislación española. Existe una normativa específica para su protección que recibe el nombre de PEPRICH, que según los representantes de Mellaria se está aplicando muy deficientemente.

Lo que más preocupa a Mellaria es que la excesiva actividad turística en el casco histórico tarifeño está produciendo lo que se llama el “efecto Venecia”, por el que está desapareciendo su población y actividad tradicional y convirtiendo la ciudad intramuros en un parque turístico. Si no se pone remedio, Mellaria piensa que en pocos años la “turistificación” del casco antiguo acabará con una ciudad de más de mil años de antigüedad.

Pero es más, la asociación de defensa del patrimonio cultural detecta que la apertura de nuevos negocios turísticos incumplen las normativas municipales, y de forma tan masiva, que el servicio de inspección municipal es incapaz de tramitar tantas denuncias. El resultado es una perjudicial agresión a una zona que tiene la consideración de bien monumental.

Mellaria ha propuesto al PSOE tarifeño, y lo mismo hará con otros partidos y organizaciones sociales, que se diseñe un plan de ordenación turística para el municipio de Tarifa, como ya han hecho otras poblaciones que sufren los inconvenientes de un turismo masivo.

Como medida de urgencia, Mellaria ha pedido a los socialistas tarifeños el apoyo para solicitar que se califique al casco histórico como zona de saturación turística, lo que significaría que de momento no se concederían más licencias a actividades turísticas, hasta que no estuviera aprobado el planeamiento turístico de la ciudad. Esta medida de urgencia está siendo aplicada por otros municipios que ven cómo están perdiendo el valor monumental de sus zonas antiguas.

Finalmente Mellaria ha pedido al PSOE su apoyo para que se atienda su demanda tantas veces hechas, de que se haga cumplir la ley, en especial el PEPRICH, y que el Ayuntamiento entienda que el casco histórico de Tarifa es un conjunto monumental con la máxima categoría de Bien de Interés Cultural y que por tanto debe ser protegido.

Infracción: Calle San Rosendo, 2

San Rosendo 2PEPRICH, Artículo 50.- Fachadas

1. Todas las fachadas deberán terminarse exteriormente con revocos, enfoscados o enlucidos pintados de color blanco y textura lisa, prohibiéndose los acabados granulados. Se admitirán otros colores en el caso de preexistencias debidamente probadas y siempre en colores claros.

Infracción: Calle Sancho IV el Bravo, 23

Ninguno de los rótulos de este caso cumple con la normativa en cuanto a su colocación (sobre dinteles y sin sobrepasar las verticales de las jambas):

PEPRICH, Artículo 58.- Rótulos

2. Se permite la instalación de rótulos o letreros exclusivamente en planta baja y adosados a fachada, en las siguientes situaciones:

A. Situados sobre los dinteles o recercados de los huecos y sin sobrepasar las verticales de las jambas. En este caso las letras serán sueltas, sin fondo, fijadas directamente a la fachada; el diseño, materiales y color estarán acordes con la fachada y entorno próximo.

B. En el interior de los huecos de fachada; en este caso podrán tener distinto soporte de fábrica de la fachada, con una altura máxima de 50 cm.

Alegaciones a la Ordenanza de Terrazas

Mellaria critica que no se haya contado con la participación ciudadana en la elaboración de la ordenanza

La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural, Mellaria, ha presentado recientemente alegaciones a la ordenanza municipal reguladora de las terrazas de veladores, que fue aprobada provisionalmente por el pleno municipal.

Sesenta son las propuestas del colectivo cultural, entre las que se encuentra la petición de paralización del procedimiento para la aprobación de la ordenanza y que se inicie de nuevo el proceso, pero teniendo en cuenta las opiniones de todos los sectores implicados, no solamente a los empresarios hosteleros.

Mellaria expresa su más rotunda queja porque las ordenanzas hayan sido preparadas por una comisión mixta Ayuntamiento-hosteleros, sin que hayan podido participar los vecinos del casco histórico, ni el resto de los ciudadanos, que se ven profundamente afectados por las numerosas terrazas que plagan el conjunto histórico de Tarifa.

El resultado ha sido una ordenanza de terrazas creada para satisfacer a los intereses empresariales, hasta tal extremo que considera como natural la colocación de terrazas por casi todo el recinto de la ciudad antigua y entiende a los peatones como una molestia que hay que regular, todo lo contrario de lo que en realidad debería ser.

Mellaria afirma que la ordenanza agrede sensiblemente al patrimonio cultural del casco antiguo que es Bien de Interés Cultural, la máxima categoría de protección monumental que existe en España.

El Ayuntamiento de Tarifa no ha aceptado la petición que hizo Mellaria y de la que dejó constancia en nota de prensa de 8 de octubre pasado, de que todos los sectores implicados fueran tenidos en cuenta en las decisiones que afecten al casco antiguo. Según Mellaria, la falta de sensibilidad de la citada ordenanza hacia los ciudadanos es de tal magnitud que, en la comisión de seguimiento que se creará para su cumplimiento, estarán representados los empresarios, pero no los vecinos, ciudadanos y colectivos que los representan, los que según el Ayuntamiento no tienen nada que decir en algo que nos afecta a todos.

Desde Mellaria se afirma que el texto normativo que se pretende aprobar está torpemente redactado, dejando a la arbitrariedad del Ayuntamiento la aplicación de numerosos artículos. Por doquier se establecen normas, pero a reglón seguido se coloca la coletilla de que excepcionalmente el Ayuntamiento podrá permitir su incumplimiento. Mellaria se pregunta para qué se quiere una norma, si luego el Ayuntamiento va a poder alterarla.

Desde Mellaria se sabe que el Ayuntamiento de Tarifa va a seguir con su práctica de no aceptar ninguna de las alegaciones que se le propongan, a no ser alguna referida a la redacción de algunos artículos. Y esto es aún más claro cuando las ordenanzas de las terrazas es el fruto de un acuerdo previo entre empresarios y Ayuntamiento.

La asociación Mellaria mantiene un gran interés por el conjunto histórico de Tarifa que está siendo muy agredido. En este sentido desde la asociación de defensa del patrimonio cultural se quiere una ordenanza de terrazas donde prime la moderación y conjugue el valor monumental del recinto antiguo y la actividad turística.

La asociación cultural Mellaria está a favor del turismo como fuente de riqueza local, pero no a costa de la identidad de la población, ni del incumplimiento reiterativo de la legislación reseñada en el PEPRICH para protección del casco histórico.