El Ayuntamiento de Tarifa sigue entorpeciendo el trabajo del Defensor del Pueblo

Ante la falta de respuesta municipal la oficina del Defensor del Pueblo de España ha solicitado al Ayuntamiento la remisión urgente de información sobre la iglesia de Santiago

DefensorMellaria vuelve a lamentar que el Ayuntamiento de Tarifa siga entorpeciendo el trabajo del Defensor del Pueblo de España, que ante la tardanza en recibir respuesta municipal “ha requerido la remisión urgente” de información sobre la iglesia de Santiago.

El pasado mes de noviembre y por una queja planteada por Mellaria, la oficina del Defensor del Pueblo solicitó al Ayuntamiento tarifeño que a “la mayor brevedad posible se iniciara el procedimiento de contratación de las obras de consolidación y apeo necesarias que garanticen la integridad de la espadaña de la iglesia de Santiago”, también le sugirió la realización del “estudio de rehabilitación del resto de la iglesia”, que debe realizarse de forma simultánea a la actuación de consolidación de la espadaña.

Desde Mellaria no se tiene conocimiento de que ninguna de las dos sugerencias hayan sido atendidas, y no sólo esto, sino que pasado tres meses, el alcalde de Tarifa aún no ha contestado al Defensor del Pueblo, motivo por el que ahora se le exige la “remisión urgente” de la información solicitada.

Hay que recordar que en el pasado mes de marzo, el Defensor del Pueblo de España denunció al Ayuntamiento de Tarifa ante la fiscalía por entorpecer su trabajo, sin que al parecer tal medida haya modificado la actitud municipal.

Mellaria extiende su denuncia, ya que el Ayuntamiento tampoco facilita información a otras administraciones, lo que está propiciando la paralización de expedientes abiertos por la Consejería de Cultura.

Este es el caso de la solicitud que la Delegación Territorial de Cultura de Cádiz hizo al Ayuntamiento tarifeño en octubre de 2017, requiriéndole información sobre la iglesia de Santiago, como paso previo para iniciar un procedimiento sancionador por incumplimiento de la ley de Patrimonio Histórico. Ante el silencio intencionado de la administración tarifeña, la Junta de Andalucía no puede tomar medidas para salvaguardar el monumento de propiedad municipal, que sigue un continuado deterioro.

Desde Mellaria se expresa que es inaceptable esta desidia municipal, no solo por manifiesto incumplimiento de las obligaciones legales que tiene el alcalde, sino principalmente por el daño que está produciendo al patrimonio cultural tarifeño.

Anuncios

El Defensor del Pueblo español urge al Ayuntamiento a que rehabilite la iglesia de Santiago

También le pide que inicie las obras que garanticen la integridad de la espadaña de la histórica iglesia

A petición de la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, la oficina del Defensor del Pueblo se ha dirigido al Ayuntamiento de Tarifa como titular de la iglesia de Santiago, para proponerle que a la mayor brevedad haga la contratación de las obras de consolidación y apeo que impidan la ruina de la espadaña de la histórica iglesia.

El Defensor del Pueblo también solicita al Ayuntamiento que, de forma simultánea a la actuación en la espadaña, ordene los estudios de rehabilitación del resto del edificio, al entender que es necesaria la recuperación de este monumento, hoy día muy deteriorado.

Según los informes de los técnicos municipales realizados en el año 2014, el edificio se encuentra en estado ruinoso, con riesgo de desplome, por lo que se necesitan trabajos de apeo y andamiaje que garanticen la seguridad del edificio y su entorno. Sin embargo, pese al riesgo cierto de derrumbe y peligrosidad nada se ha hecho desde entonces.

En el pleno municipal del pasado mes de marzo se aprobó por unanimidad y a petición de Mellaria que los servicios de obras del Ayuntamiento ejecuten el proyecto de intervención urgente en la espadaña de la antigua iglesia de Santiago.

Por las dificultades técnicas se ha requerido los servicios de un estudio de arquitectura que ha redactado un proyecto que exige como primera medida la consolidación y apeo de la espadaña y la posterior elaboración de un estudio para la intervención en el resto del monumento.

Mellaria, que aprecia las gestiones realizadas, ha expresado su preocupación por la lentitud de los trámites, pues desde hace varios meses se está pendiente de la contratación de las obras de consolidación, preocupación compartida por el Defensor del Pueblo que ha requerido al Ayuntamiento que se inicie de inmediato los trámites que concluyan con la contratación de quien deba hacer las obras urgentes previstas.

La iglesia de Jesús pasó a propiedad municipal en el año 2015 como resultado del acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento tarifeño y el Obispado de Cádiz y Ceuta. Ante ciertas dudas planteadas la asesoría jurídica municipal expidió a comienzos de este año un informe técnico donde se concluía que la iglesia de Santiago o de Jesús era indudablemente de titularidad municipal.

Aceptado el carácter municipal de la antigua iglesia, Mellaria pide que se proceda a inscribir el bien en el Registro de la Propiedad, pues ha podido confirmar que sin este requisito la Consejería de Cultura no puede participar ni financiar las actuaciones que son necesarias para la rehabilitación y puesta en valor del valioso monumento.

Por la categoría del monumento, Mellaria solicitó a la Consejería de Cultura la declaración de la iglesia de Santiago como bien de interés cultural y que fuera inscrita en el catálogo general del patrimonio histórico de Andalucía, lo que facilitará la recepción de subvenciones para la rehabilitación del edificio.

La petición de Mellaria fue apoyada por numerosas entidades del Campo de Gibraltar y de forma unánime por el pleno municipal. Esta petición fue bien acogida por la Delegación Territorial de Cultura que está realizando los trámites necesarios para la declaración monumental de la iglesia de Santiago.

Mellaria se reafirma en su crítica a la escalera del Miramar

La asociación recuerda al concejal de Turismo que son los técnicos y los políticos los únicos responsables de los actos municipales

Escalera Miramar2La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural Mellaria se ve obligada a responder a las declaraciones del concejal de Turismo, a la vez que muestra su sorpresa ante lo que parece ser un reproche del citado concejal hacia la asociación por no haber presentado una alegación registrada en el Ayuntamiento con referencia al proyecto de la escalera de Miramar, obviando el concejal que Mellaria no la forman sino ciudadanos que de forma altruista intentan concienciar y velar por la salvaguarda de nuestro patrimonio histórico-cultural y que por tanto no tienen la obligación de supervisar las obras municipales.

Mellaria se ve obligada a recordar así la obviedad de que son los técnicos y los políticos los únicos responsables de las actuaciones que se acometen desde el Ayuntamiento, ya que son las personas que mediante un sueldo tienen la obligación de tomar las decisiones más oportunas y beneficiosas para el pueblo.

Desde Mellaria no se duda de que se hayan seguido los trámites correctos para realizar la obra, lo que no significa que la obra sea la más acertada o hubiera otras opciones menos impactantes y que hubieran favorecido además la visión de la torre en su conjunto, reforzando su monumentalidad. Mellaria vuelve a insistir en que la obra de la escalera es un despropósito, con independencia de la legalidad en su tramitación o del informe favorable de la Delegación Territorial de Cultura. La asociación de protección del patrimonio cultural también se extraña de que la Comisión Municipal de Patrimonio Histórico no se haya pronunciado sobre esta obra, aunque no esté obligada a hacerlo.

Desde Mellaria se recuerda al concejal de Turismo que son numerosísimos los escritos de alegaciones, peticiones, solicitudes de información, propuestas, sugerencias, etc… que de manera altruista ha enviado y seguirá enviando al Ayuntamiento y a los que sólo ha recibido un completo silencio como respuesta. En particular, Mellaria lamenta la escasa o nula atención que los responsables municipales han dedicado a las alegaciones hechas por la asociación, lo que hace inservible este procedimiento de participación ciudadana y recuerda los ejemplos de la iglesia de Santiago, ordenanza reguladora de bares y terrazas en el centro histórico o del funcionamiento de la propia Comisión Municipal de Patrimonio Histórico de las que ni siquiera recibió la contestación a que obliga la ley.

Ante las noticias aparecidas, Mellaria desmiente que el arquitecto de la obra haya sido premiado por esta asociación.

Mellaria califica de nefasta la nueva escalera del Miramar

Contraviene la legislación y expone a daños la torre medieval

MiramarLa asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural Mellaria muestra su perplejidad ante las obras que se están realizando para la conexión del Miramar con el paseo marítimo de la Caleta.

La asociación califica de inaceptables las obras de la escalera que, inexplicablemente, introduce un impacto visual inadmisible sobre el monumento de la torre del Miramar, de tal forma que se oculta a la vista general parte de su basamento y una de las columnas reutilizadas que se redescubrieron en la última intervención sobre la misma, contraviniendo la ley de patrimonio histórico que prohíbe expresamente actuaciones que oculten los monumentos o causen un impacto visual sobre ellos. Mellaria declara que la prioridad de la obra debe ser la de destacar y mostrar en su conjunto la espléndida torre y su base y no de ocultarla tras un muro de hormigón que hace de baranda y que, además, ha requerido de un recrecido de tierras del terraplén en lugar de despejar el terreno inmediato a la torre para resaltar su monumentalidad.

Mellaria tampoco se explica que se haya proyectado la escalera en contacto con la histórica torre bajo el pretexto de apreciar los grabados de la piedra, cuando lo que es seguro es que al quedar accesibles se acelerará su deterioro y que acciones vandálicas la puedan dañar. Mellaria se asombra de la escasa sensibilidad mostrada por los ejecutores de esta obra, que viene a sumarse a los daños que insistentemente sufre el patrimonio cultural tarifeño.

Por todo ello Mellaria califica de nefasto el proyecto de la escalera que baja del Miramar y critica la autorización de la Oficina Técnica Municipal y de los técnicos de Patrimonio, que no han contemplado la legislación que exige que los monumentos estén exentos de obstáculos para su visión, como es el caso de la ley 14/2007 de 26 de noviembre del Patrimonio Histórico de Andalucía en su artículo 19 referente a contaminación visual o en su artículo 28 sobre el entorno de los Bienes de Interés Cultural.

La Residencia Apartamentos sigue ocupando parte de la histórica iglesia de Santiago

Hace dos meses la Junta de Andalucía le instó a que desistiera de esta ocupación

ÉstaLa asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural Mellaria lleva más de un año para que el establecimiento hotelero La Residencia Apartamentos retire su ocupación de parte de la iglesia de Santiago, ya propiedad del Ayuntamiento tarifeño.

Ante la demanda de Mellaria, el delegado provincial de la Delegación Territorial de Cultura instó el pasado mes de mayo a Robin Shöck, como director de La Residencia Apartamentos, propiedad de Ansa Energy, “a la retirada de enseres de la iglesia de Jesús a la mayor brevedad en virtud de la ley de patrimonio histórico de Andalucía”.

Para sorpresa de Mellaria, no sólo se ha incumplido la orden de la Junta de Andalucía, sino que el hotel ha colocado y camuflado más enseres en la antigua e histórica iglesia en ruinas, donde se encuentran casetas de madera, un depósito, maquinaria, plantas, farolas, etc.

Tampoco la petición que Mellaria hizo al Ayuntamiento ha dado resultados. Por mediación del grupo municipal popular se ha sabido que el alcalde ha exigido al hotel que cese la ocupación indebida del monumento, sin que hasta la fecha tampoco la demanda municipal haya dado resultados.

Mellaria expresa su sorpresa al comprobar este incumplimiento de La Residencia Apartamentos, que hace oídos sordos a los requerimientos de la Administración, máxime cuando este mismo establecimiento ha sido objeto de otras denuncias por daños al patrimonio monumental tarifeño. En concreto, La Residencia Apartamentos recibió la mención Chapuza, concedida por Mellaria, por la destrucción en 2013 de los restos de la capilla de la Encarnación de la iglesia de Santiago durante las obras de su aparcamiento privado.

Mellaria también quiere recordar que por daños a los bienes monumentales La Residencia Apartamentos fue multada por la Junta de Andalucía con la sanción de mayor importe que se le puede imponer, lo que no ha impedido a los inversores recibir la ayuda de un millón de euros de la misma Junta para un segundo establecimiento hotelero frente al puerto.

Con relación a los problemas que al patrimonio monumental de Tarifa está creando La Residencia Apartamentos, Mellaria recuerda la oposición que este hotel pone al recrecimiento de la muralla por el frente del mar, con el argumento de que le quitaría vistas, aunque es una obra necesaria para hacer practicable el paso de ronda de la muralla desde la Puerta del Retiro, lo que resultaría un innegable atractivo turístico y patrimonial.

Mellaria insta al Ayuntamiento como propietario de la iglesia de Santiago para que inicie sin demora las acciones jurídicas pertinentes al objeto de que sea liberado el monumento de la ocupación indebida que hoy sufre y que no dude en imponer las sanciones a las que hubiera lugar, evitando en todo monumento cualquier tipo de privilegio para quien ha demostrado desprecio hacia el patrimonio histórico de Tarifa.

 

El Defensor del Pueblo Andaluz hace una advertencia formal al alcalde de Tarifa por falta de colaboración

La Oficina del Defensor del Pueblo viene insistiendo desde hace ocho meses para que el alcalde le informe sobre la iglesia de Santiago

Espadaña de la iglesia
Espadaña de la iglesia

Aceptada una denuncia de la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria sobre la histórica iglesia de Jesús o de Santiago, el Defensor del Pueblo Andaluz no ha logrado, después de numerosas tentativas, que el alcalde de Tarifa conteste a sus requerimientos.

Por este motivo el alcalde de Tarifa ha recibido una advertencia formal por su falta de colaboración, recordándole el Defensor del Pueblo que si sigue en su actitud será considerado “como hostil y entorpecedor de sus funciones, haciéndolo público de inmediato y destacando tal calificación en su informe anual ante el parlamento de Andalucía”.

También recuerda al alcalde que si persiste entorpeciendo su labor investigadora esta actitud “será dada a conocer públicamente en el Boletín Oficial del parlamento de Andalucía”, tal como establece el reglamento del Defensor del Pueblo.

Mellaria viene exigiendo al Ayuntamiento tarifeño que se responsabilice de la conservación de la iglesia de Santiago, un monumento de propiedad municipal y que se encuentra en la Lista Roja del Patrimonio, donde están los monumentos españoles más amenazados.

Ante la desidia del Consistorio, Mellaria denunció la situación ante el Defensor del Pueblo Andaluz, denuncia que se encuentra paralizada por la falta de colaboración municipal. Sí recibió respuesta municipal la remitida al Defensor del Pueblo de España, pero eludiendo contestar a la pregunta que se le hacía y que constituye el objeto de la queja formulada previamente por Mellaria.

Por esta razón y por este otro lado, también el Defensor del Pueblo de España ha vuelto a pedir al Ayuntamiento que conteste a la pregunta planteada, que no es otra que informe sobre las actuaciones encaminadas a la restauración y consolidación de la iglesia de Santiago.

Desde Mellaria se anuncia que las gestiones que esta asociación viene realizando ante la Consejería de Cultura han dado sus frutos, en cuanto se ha aceptado su petición para que la iglesia sea declarada bien de interés cultural (BIC). En este sentido, la Delegación Territorial de Cultura viene haciendo los informes técnicos pertinentes, el último hace unas semanas, consistente en un estudio realizado con un dron. La declaración de la iglesia como bien de interés cultural facilitará que el Ayuntamiento pueda recibir fondos para la restauración del monumento.

Desde Mellaria se apunta que, dada la categoría de este monumento municipal, posiblemente no se permita una restauración integral y no se podrá cerrar su interior. No obstante, se podría restaurar la fachada y la espadaña, recuperar la capilla que sigue en pie, así como adecentar el atrio y acondicionar el resto del monumento, consolidando sus muros y suelo. Estas actuaciones permitirían conservar los restos de la iglesia y facilitar su uso público y cultural.

Preocupación por el estado del castillo de Santa Catalina

El monumento que está catalogado como bien de interés cultural se encuentra en total abandono

Santa Catalina marzo 2018La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, muestra su preocupación con el estado de conservación del castillo de Santa Catalina, que muestra señales de abandono y de un deterioro muy progresivo.

Desde que a principios de marzo de 2017 el Ayuntamiento decidió anular la cesión de uso y gestión del cerro de Santa Catalina basándose en las irregularidades de dicha concesión, Mellaria se ha dirigido en varias ocasiones al alcalde para pedir información sobre la situación actual del castillo y del cerro, sin que la asociación de protección del patrimonio haya recibido contestación alguna.

La asociación ya expuso al Ayuntamiento su opinión sobre la anulación de la cesión y sobre la recuperación del cerro. Según los informes jurídicos y técnicos recopilados por Mellaria, el Ayuntamiento no tendría que abonar indemnización alguna, aunque debería exigir que el cerro volviera al mismo estado en que se encontraba en el momento en que se dio la concesión.

Además, Mellaria solicitó al Ayuntamiento la modificación parcial del Plan General Urbano para que el conjunto del cerro vuelva a ser zona de equipamiento, impidiendo nuevas construcciones que tuvieran finalidad comercial.

Mellaria manifiesta que la situación de todos los monumentos del cerro de Santa Catalina es de completo abandono. El cerro se ha convertido en un muladar donde se pueden encontrar basura y mobiliario urbano abandonado, aparte del aparcamiento de coches y de caravanas que se ha instalado en el rebaje del cerro que hay junto a la playa de Los Lances.

La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural no entiende el desinterés de la corporación municipal por la conservación de sus monumentos. En este caso concreto del castillo de Santa Catalina, critica que a pesar de ser restaurado parcialmente hace unos años y adaptado su interior para albergar algún espacio público, se haya abandonado de nuevo y sometido a un continuo deterioro.

Mellaria comprende que los trámites administrativos de la nueva situación del cerro tras la anulación del contrato sean lentos, pero critica que el Ayuntamiento no conteste a los requerimientos de información, y mantenga un mutismo absoluto sobre la situación en que a día de hoy se encuentra el conjunto monumental del cerro de Santa Catalina.

Por la protección de los restos romanos de Casas de Porro

Mellaria reivindica que se active la petición de Bien de Interés Cultural

Caravanas - yacimiento 2
Restos del yacimiento en superficie

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, a raíz de la noticia de la paralización del proyecto hostelero Eolo en la ensenada de Valdevaqueros muestra su preocupación por que esto suponga mantener la degradación actual de la zona, sobre todo de su yacimiento arqueológico.

Mellaria siempre ha criticado la situación de abandono que presentan los restos arqueológicos, motivado por la pasividad de las diferentes administraciones públicas y el comportamiento incívico de muchos ciudadanos que han convertido el lugar en un aparcamiento ilegal de autocaravanas sin ningún tipo de control, con coches aparcados directamente sobre las estructuras que afloran en superficie.

Aunque esta asociación nunca fue partidaria de la puesta en marcha del proyecto citado dada la creación de un macroaparcamiento de 400 plazas que llevaría a un impacto masivo en pleno verano, presentó de forma constructiva alegaciones para que el aparcamiento y el chiringuito, al menos, se trasladaran a la zona de la parcela más cercana a la carretera y que el sendero peatonal no atravesara el yacimiento sino que lo delimitara, dejando así toda la zona arqueológica totalmente libre y protegida, petición que no fue aceptada.

Mellaria pide a las administraciones públicas, una vez paralizado el proyecto, que tomen la iniciativa que la ley les obliga y pongan orden a la situación actual obligando al dueño de los terrenos a que ponga los medios para frenar el aparcamiento ilegal y que se penalice a aquellos ciudadanos que con su actitud están degradando la zona patrimonial del entorno.

Igualmente solicita que la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura en Cádiz haga un estudio del yacimiento delimitando su superficie real y que los restos que actualmente son visibles sean debidamente tapados y protegidos, única manera de conseguir su conservación. Los recientes temporales o la intervención de las máquinas han sacado a la superficie numerosos restos cerámicos exponiendo aún más el yacimiento a su destrucción. Como solución la asociación propone que se expropie la zona ocupada por la antigua Mellaria y que se valle para impedir las agresiones.

Mellaria retomará la petición de BIC para el yacimiento, que en su momento se inició y que parece que se ha paralizado.

La asociación, como ha manifestado siempre, no se opone al desarrollo económico de Tarifa y a su turismo, que entiende debe ser explotado de forma racional y respetuosa.

Mellaria considera al Proyecto Eolo no compatible en su concepción actual y siempre que no se atiendan correctamente las medidas de protección del patrimonio histórico, y también critica la actitud de muchos veraneantes que han contribuido a la degradación actual de la zona.

 

Solicitud de declaración de BIC para la iglesia de Santiago

La petición está firmada por numerosas entidades defensoras del patrimonio cultural

Espadaña de la iglesia
Espadaña de la iglesia

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, ha presentado a la Junta de Andalucía una petición de declaración de bien de interés cultural para la iglesia de Santiago o Jesús, que le otorgaría el máximo rango monumental que establece la ley.

Dicha petición está respaldada por numerosas entidades de la comarca y de nivel nacional, como son las asociaciones Proyecto TARIFA2010, Estudios Históricos Tarifa Siglo XXI, Histórico-Cultural Tarifa 1812Emprendedores del Patrimonio AlgecireñoAcademusLa Trocha, TanitProtección Histórica Linense, la sección segunda del Instituto de Estudios Campogibraltareños, Memoria de Algeciras, ALCULTURA y la asociación de ámbito nacional Hispania Nostra.

 

Mellaria también ha enviado una instancia al Ayuntamiento tarifeño solicitando a los grupos de la corporación municipal que se adhieran a la petición de bien de interés cultural para la iglesia de Santiago.

La asociación reivindica desde hace tiempo una actuación de emergencia para la iglesia de Jesús que, según técnicos municipales, se encuentra en peligro de derrumbe. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Tarifa, propietario del monumento, no hay disposición alguna para acometer esa necesaria actuación que está obligado a realizar según el convenio que firmó cuando aceptó la cesión de la antigua iglesia.

El estado actual de la histórica iglesia de Santiago es de total abandono. Su atrio está vallado ante el peligro de que se derrumbe la espadaña, la vegetación crece sin ningún control y su interior está lleno de escombros. Lo que da un pésimo aspecto a la parte más histórica de la ciudad de Tarifa.

Como se recordará la iglesia de Jesús o de Santiago es una de las más antiguas parroquias de Tarifa, datada entre los siglos XIII y XV y se encuentra situada en la parte alta del barrio de la Aljaranda. Fue parroquia municipal hasta el siglo XVI.

La iglesia de Santiago se encuentra dentro del conjunto histórico de Tarifa, declarado bien de interés cultural y está incluida en el catálogo de Bienes Inmuebles de la Junta de Andalucía, lo que le da un primer nivel de protección que se quiere ampliar con la declaración de Bien de Interés Cultural que ahora se solicita.

El estado de la histórica iglesia aún es recuperable y de hecho hace algunos años el Ayuntamiento encargó un proyecto para su restauración. Del abandono del edificio da muestra el daño que hace algunos años sufrieron los restos de la capilla de la Encarnación cuando se hizo el parking del hotel colindante.

Mellaria lamenta la autorización de obra del proyecto Eolo

Se teme el impacto masivo de veraneantes sobre el yacimiento arqueológico

Caravanas - yacimiento 2
Tumba romana del yacimiento de Mellaria

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, lamenta la autorización de la licencia de obra al establecimiento hotelero Eolo por parte del Ayuntamiento de Tarifa. Aunque dicho proyecto cuenta con el informe favorable de la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho y se han establecido diversas medidas correctoras por parte de las diferentes administraciones públicas, Mellaria sigue insistiendo en que no se garantiza la protección al seguir permitiendo un chiringuito en pleno yacimiento arqueológico, cerca de restos que se ven en superficie.

Aunque sabemos que el proyecto cuenta con el preceptivo control arqueológico que obliga la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, Mellaria teme el impacto masivo de veraneantes en la zona, dado que el proyecto incluye un macroaparcamiento de 400 plazas muy cerca del yacimiento, con un camino peatonal que lo cruza directamente hacia la playa y que permitirá que en pleno verano cerca de 1.200 personas deambulen diariamente por todo el entorno.

El yacimiento arqueológico se encuentra actualmente totalmente degradado y abandonado por parte de las diferentes administraciones públicas, cosa que siempre se ha criticado desde Mellaria, donde numerosas autocaravanas y coches aparcan libremente sin ningún tipo de control, con fogatas incluidas, incluso sobre las mismas estructuras arqueológicas que afloran en superficie. Aunque el proyecto permitirá eliminar el aparcamiento ilegal en la zona, consideramos que ésta no es la solución.

Mellaria no se opone al desarrollo económico de Tarifa y al turismo, que debe ser explotado de forma racional y respetuosa con el medio ambiente y el patrimonio cultural. El proyecto actual es incompatible con la protección futura de los restos arqueológicos, además crea un peligroso precedente que podrá ser solicitado por otros promotores para otras zonas de la costa, constituyendo por último un reconocimiento de la incapacidad de la administración pública para solucionar el problema del aparcamiento ilegal en la zona al cederlo a la iniciativa privada.

Mellaria solicitó que el aparcamiento y el chiringuito, al menos, se trasladaran a la zona de la parcela más cercana a la carretera y que el sendero peatonal no atravesara el yacimiento sino que lo delimitara, dejando así toda la zona arqueológica totalmente libre y protegida, petición que no ha sido aceptada prevaleciendo una vez más el interés particular de un hotelero sobre el interés general de los ciudadanos.

Desde la Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural se insta al Ayuntamiento de Tarifa a que vigile y limite la actividad en la zona a la concedida en el permiso de obra, para evitar actividades que conviertan aquel entorno en un macrocentro de diversión al aire libre.

Así mismo Mellaria solicita al Delegado Territorial de Medio Ambiente que tome medidas para que se reforme la ley, para impedir que a través de recovecos legales se sigan permitiendo en el futuro abusos como el de Eolo.

Por último, Mellaria desmiente las declaraciones públicas realizadas en RTVTarifa por el biólogo coautor del proyecto Eolo que dan a entender que la asociación le informó de estar conforme con dicho proyecto.