Satisfacción por la limpieza de las murallas

Mellaria pide que haya un mantenimiento continuado y no sólo puntual

La asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, expresa públicamente su satisfacción por el comienzo de la limpieza de las murallas de Tarifa, a la vez que manifiesta su deseo de que todo el cordón amurallado quede libre de maleza, hiedra, higueras o acebuches y recupere un aspecto digno, propio de uno de los monumentos más significativos de Tarifa.

Así mismo Mellaria declara que las actuaciones puntuales sobre la muralla no sirven de nada si no existe un mantenimiento posterior. La última operación de limpieza de muralla que se realizó hace unos años, acompañada de una intensa propaganda mediática, quedó sólo en el punto inicial por lo que no sirvieron de nada el esfuerzo y el dinero librado para dicha actuación.

Por ello Mellaria solicita la implantación de un programa de mantenimiento que impida que se llegue de nuevo al lamentable estado que presenta en la actualidad.

Mellaria además alerta del estado de suciedad de la Puerta de Jerez, en la que no se realizan actuaciones de limpieza desde su restauración. Hay agentes que ensucian la piedra del monumento, entre los que se encuentran el puesto de castañas que cada otoño se instala en las inmediaciones, cuya salida de humos no está controlada y se esparce libremente dañando la coloración natural de la piedra.

Mellaria agradece la rápida actuación de la nueva concejalía de Cultura en favor del patrimonio cultural de Tarifa.

Anuncios

El Ayuntamiento se compromete ante el Defensor del Pueblo por la iglesia de Santiago

La espadaña presenta riesgo de derrumbe, confirmado por los servicios técnicos del Ayuntamiento

25-03-19Las numerosas gestiones que viene realizando la asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural, “Mellaria”, para recuperar la iglesia de Jesús o de Santiago van lentamente dando resultados. Según su última respuesta a los varios requerimientos del Defensor del Pueblo, parece ser que en el mes de febrero el Ayuntamiento instó ya al inicio de la contratación de las obras de consolidación, en acuerdo con lo aprobado en el Pleno municipal de abril del año pasado.

En más de una ocasión Mellaria ha advertido del estado ruinoso de la espadaña, criterio confirmado por los servicios técnicos municipales, de forma que a iniciativa de la asociación, el Pleno municipal aprobó por unanimidad la consolidación de la espadaña de la antigua iglesia, el elemento arquitectónico con mayor riesgo de derrumbe, sin que a continuación trascendiera ninguna gestión más al respecto para evitarlo.

Mellaria recurrió entonces a la colaboración del Defensor del Pueblo español, que no sólo instó al Ayuntamiento a que de inmediato adoptara medidas de conservación, sino que le pidió que de forma simultánea, se iniciara el estudio de rehabilitación de la iglesia.

Según su última respuesta al Defensor del Pueblo, el pasado mes de febrero el Ayuntamiento inició el expediente para la contratación de personal especializado que, con el apoyo de la Oficina Técnica municipal, pusiera en valor el conjunto de la iglesia, que desde el año 2015 es de propiedad municipal por donación del Obispado de Cádiz-Ceuta.

Mellaria anima al Ayuntamiento para que no se dilaten los plazos y continúe con este proyecto de rehabilitación de la iglesia de Santiago, por el riesgo cierto de ruina que presenta el monumento, para el que Mellaria ha solicitado la declaración de BIC, y por el claro beneficio que traerá a Tarifa y en especial a su casco histórico que ya tiene la declaración de Conjunto Histórico Artístico, aunque poco se haga por mantenerlo.

 

Solicitud de reposición de las ventanas derribadas en la plaza del Perulero

Las ventanas formaban parte de la personalidad de la plaza

Puerta perulero1La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural, Mellaria, comprueba con impotencia las obras que se realizan con frecuencia en el casco histórico de Tarifa, obras que están rompiendo la arquitectura tradicional e impersonalizando sus calles y plazas.

Son numerosos los casos que se están produciendo en los últimos años y que Mellaria viene denunciando. Principalmente afectan a los derribos y nueva construcción con cánones diferentes a la vivienda derribada, a las construcciones de nuevas plantas y a las aperturas de huecos de puertas y ventanas que rompen el esquema de la construcción típica.

Hace unos días se han derribado en la típica plaza del Perulero dos antiguas ventanas con rejas de hierro para, en su lugar, colocar dos puertas. La asociación muestra su preocupación porque dichas ventanas no sean restablecidas a su estado original, como ha sucedido en numerosas ocasiones, citando como ejemplo más sangrante los huecos de puertas y ventanas abiertos en la calle de San Francisco por diferentes establecimientos, alteraciones que han acabado con el tipismo de tan significativa calle en varios de sus tramos.

Mellaria no comprende la ineficacia de los mecanismos que deben controlar estos atentados a la personalidad del casco histórico, teniendo que ser los propios ciudadanos los que alerten de las posibles irregularidades.

De nada sirve la legislación, ni la patrulla de Patrimonio, ni los organismos responsables de velar por la integridad del pueblo: el resultado es la adulteración del tipismo en pro de supuestos intereses intrínsecos a cada situación.

Por ello la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, solicita públicamente el restablecimiento de la fisonomía de la fachada a la que pertenecen las ventanas derribadas en la plaza del Perulero. Mellaria no tiene otro interés para esta petición que el de la defensa de la esencia del casco histórico de Tarifa.

 

El Casco Histórico de Tarifa sigue perdiendo su identidad

General VivesMellaria, la Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio Cultural, lamenta la sistemática destrucción a la que esta sometida la personalidad del casco histórico de Tarifa.

Mellaria califica la pérdida de los adoquines de la calle General Vives como un lamentable e irreparable atentado al tipismo del casco histórico de Tarifa.

La calle General Vives ha sido hasta ahora una de las mejores conservadas de la zona intramuros, pero la sustitución de la piedra tallada en forma de adoquines por modernas piezas de granito ha causado un impacto visual que perjudica grave e irremediablemente la fisonomía de la calle, ofreciendo un contraste antiestético con las calles aledañas: Jerez, Luz y Moreno de Mora.

Proceder a la sustitución de los adoquines de piedra en pleno corazón del núcleo histórico, según la asociación, es descabellado, por lo que Mellaria no comprende el sentido ni la finalidad de la actuación, a no ser por algún interés ajeno (a la propia calle) a la conservación y mantenimiento de nuestro patrimonio y de su tipismo. También se pregunta la asociación por la situación del valioso material retirado y el destino que el Ayuntamiento le piensa dar.

Mellaria se sorprende de que la Comisión Municipal de Patrimonio Histórico haya dado su consentimiento a esta significativa alteración de una calle situada en el casco antiguo, lo que viene a confirmar que la citada comisión no cumple el cometido para el que fue fundada, que es la conservación y protección del casco histórico de Tarifa, que tiene consideración de Conjunto Histórico Artístico

El patrimonio cultural de Tarifa en total abandono

Mellaria acusa al Ayuntamiento de permitir la ilegalidad en el casco histórico

Logo2La asociación tarifeña para la defensa del patrimonio cultural, Mellaria, denuncia públicamente la situación de abandono en la que se encuentra el patrimonio cultural tarifeño y denuncia la falta extrema de sensibilidad de la Concejalía de Cultura del Excmo. Ayuntamiento.

El actual concejal, Ezequiel Andreu, se ha desentendido por completo de los graves problemas que acucian a nuestros monumentos, excusando su abandono con falsas promesas y con intereses partidistas que perjudican gravemente a la integridad de nuestros monumentos como está pasando actualmente con la iglesia de Jesús.

En los presupuestos de 2108 se ha demostrado la nula atención que se prestó a los monumentos a lo largo del año, a excepción de alguna intervención en la muralla que quedó en un mero intento de mantenimiento. En el pasado año se han realizado eventos muy costosos de carácter folclórico, de ocio y exposiciones, que en ningún momento han repercutido en el mantenimiento y mejora del maltrecho patrimonio cultural de Tarifa.

Mellaria también afirma que la Concejalía de Cultura no ha tenido interés en apoyar las iniciativas que se han formulado desde la asociación y desde la ciudadanía, habiendo caído en saco roto las numerosas propuestas y ofrecimientos que ha dirigido la asociación, cuyo único interés ha sido y es la defensa de nuestra patrimonio. La política del gobierno local ha sido la de ignorar las peticiones ciudadanas, circunstancia que ha dado lugar a la negativa de respuesta municipal a los organismos oficiales, a los Defensores del Pueblo y a la misma Oficina de Transparencia.

Mellaria denuncia por último que la política generada por el gobierno actual está asestando una puñalada al patrimonio cultural, a la personalidad y a la esencia de la ciudad de Tarifa, que está pereciendo en manos de intereses económicos, que con el beneplácito del Ayuntamiento, incumplen claramente la legislación.

Problemas burocráticos impiden que Mellaria pueda dirigir escritos al Ayuntamiento de Tarifa

El Ayuntamiento, en cumplimiento de la legislación, sólo acepta escritos a través de la deficitaria sede electrónica

Logo2La Asociación Tarifeña para la Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, tiene restringida totalmente la presentación de documentos y escritos al Excmo. Ayuntamiento de Tarifa debido a problemas burocráticos.

El Ayuntamiento, basándose en el artículo 14.2 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, no da entrada a los escritos que presenta Mellaria ni por correo postal certificado ni por ventanilla de atención al ciudadano.

La asociación respeta la inquebrantable postura del Ayuntamiento en hacer cumplir la legislación que limita la relación entre Mellaria y la administración, pero critica que durante el año pasado de 2018 los problemas con la sede electrónica han sido numerosísimos y han complicado enormemente la labor desinteresada de los voluntarios de Mellaria, situación que, lejos de facilitar la participación ciudadana, ha supuesto una traba al no permitir la entrada de documentación alguna mediante otro registro alternativo del Ayuntamiento.

Mellaria opina por tanto que las administraciones deben de estar cerca del ciudadano y la legislación ha de adaptarse a facilitar la labor altruista de la población, en lugar de silenciarla con procesos burocráticos complicados y lentos.

Hasta que la situación se solucione y la asociación esté en situación de presentar los escritos y peticiones a través de la exigida sede electrónica, Mellaria declara que recurrirá a la publicación de sus reivindicaciones y peticiones mediante notas de prensa.

Mellaria se reitera en que está de acuerdo en la exigencia del cumplimiento de la ley por parte del Ayuntamiento, pero se sorprende del consentimiento consciente y reiterado al incumplimiento de la normativa municipal de protección del casco histórico (PEPRICH), incumplimiento que ha dado lugar a una degeneración generalizada y caos urbanístico sin que el Ayuntamiento haya siquiera intentado aplicar la legislación con este otro tipo de ciudadanos que sí  infringen conscientemente la legislación.

 

El alcalde de Tarifa sigue negando información al Defensor del Pueblo

El Ayuntamiento ha sido apercibido por segunda vez y se le ha recordado su inexcusable deber de colaboración

25-03-19Hace más de un año la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural Mellaria denunció ante el Defensor del Pueblo de España la situación de total abandono de la iglesia de Santiago, monumento de propiedad municipal.

Desde entonces la oficina del Defensor del Pueblo no ha logrado conseguir la colaboración del alcalde de Tarifa, a pesar de los apercibimientos recibidos. Hace unos días el Defensor del Pueblo se ha vuelto a dirigir al Ayuntamiento tarifeño recordándole la legislación vigente, que establece que “todos los poderes públicos están obligados a auxiliar al Defensor del Pueblo” y que “no podrá negársele el acceso a ningún expediente o documentación administrativa”.

Hace tres meses el Defensor del Pueblo pidió al Ayuntamiento iniciar el procedimiento de contratación de las obras de consolidación de la espadaña de la iglesia de Santiago y a realizar el estudio de rehabilitación del resto de la iglesia. Según Mellaria ninguna de las dos medidas han sido acometidas por el Ayuntamiento, a pesar del peligro real de derrumbe del elemento más llamativo de la histórica iglesia como es su espadaña.

Mellaria ha anunciado que, tras un periodo prudencial, procederá a poner en conocimiento de la fiscalía la persistente negativa del alcalde de Tarifa a cumplir con sus obligaciones legales de contestar al Defensor del Pueblo.

Desde Mellaria se critica la irresponsabilidad municipal en cuanto a sus obligaciones de conservación de la antigua iglesia de Jesús, una inacción que podría arruinar definitivamente un importante monumento tarifeño.

Mellaria denuncia igualmente que la práctica de negar información a otras administraciones es habitual en el Ayuntamiento tarifeño, lo que está ocasionando la paralización de expedientes sancionadores por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

 

Por una pinacoteca para los pintores tarifeños

Mellaria insta al Ayuntamiento a que también cree una sala dedicada a reconocidos fotógrafos de la localidad

El pastorcillo, del tarifeño Agustín Segura, considerado el mejor retratista español de su época
El pastorcillo, del tarifeño Agustín Segura, considerado el mejor retratista español de su época

La asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, se muestra satisfecha de que el Ayuntamiento tenga previsto la instauración de una pinacoteca para el disfrute de tarifeños y visitantes.

Mellaria solicita públicamente que la sala cuente con cuadros representativos de los más destacados pintores tarifeños, como Agustín Segura, Guillermo Pérez Villalta, Chema Cobo, Manuel Reiné y Antonio Rojas, entre otros.

En Tarifa han visto la luz por primera vez numerosos pintores, algunos de ellos de extraordinario renombre, que han sido abanderados de las corrientes pictóricas de su época.

Mellaria considera que los pintores tarifeños, con independencia de su estilo, tengan representación en esta pinacoteca que ha de materializar la sensibilidad de los artistas nacidos en nuestra tierra.

Asimismo y como Mellaria ha solicitado en diferentes ocasiones al Ayuntamiento, solicita que la pinacoteca tenga vida propia y que no se reduzca a una colección de cuadros que una vez visitados pierdan el interés del visitante. Según la asociación el museo debe de estar vivo, que albergue actividades que incentiven la visita de los vecinos y no se reduzca a atraer exclusivamente a los foráneos como está sucediendo con el castillo de Guzmán el Bueno.

La asociación pone como ejemplo al museo municipal de Chiclana, un museo del pueblo para el pueblo, en el que se gastan muchos esfuerzos para la adquisición de nuevas piezas que van enriqueciendo el legado museístico y en el que destaca la extraordinaria sala dedicada al insigne pintor tarifeño Agustín Segura.

También expresa Mellaria que el Ayuntamiento no debe tener en el olvido a otros artistas tarifeños como es el caso de los fotógrafos: Juan Villalta o Juan Guerrero entre otros, que deberían ocupar el lugar que les corresponde en las instalaciones museísticas de Tarifa.

Este sábado se entrega el premio “Isidro de Peralta” al grupo de Chacarrá de Tarifa

La mención negativa Chapuza se concedió a la Comisión Municipal de Patrimonio

ISIDRO-5El próximo sábado día 23 de febrero a las 19,30, en la iglesia de Santa María, la asociación tarifeña de defensa del patrimonio cultural, Mellaria, hará entrega de sus premios «Isidro de Peralta».

El premio «Isidro de Peralta», que reconoce al personaje o entidad que ha destacado en el año 2018 en favor del patrimonio cultural tarifeño, ha recaído en el grupo de Fandango Tarifeño, “Nuestra Señora de la Luz”, por su empeño y su constancia en mantener vivo el patrimonio folclórico de Tarifa a pesar del proceso de falta de personalidad que está sufriendo la localidad.

Las menciones especiales se darán en esta ocasión a Tarifa Directo y Cerámica Tarifa, entidades que colaboran con la asociación en sus diferentes parcelas.

Este año, además, se incluirá en el evento el reconocimiento de dos pintores tarifeños, Manuel Reiné y Juan Quintero, que ponen su arte altruístamente a disposición de Mellaria, por lo que han sido nombrados “Socios de Honor” de la asociación.

La mención “Chapuza”, con la que se quiere resaltar a personas o entidades cuya actuación u omisión han perjudicado el patrimonio cultural de Tarifa durante el año 2018, se ha concedido a la Comisión Municipal de Patrimonio, por que los resultados de su actividad no han sido positivos para la protección de nuestro patrimonio, ni para la defensa de la identidad y personalidad del pueblo de Tarifa, siendo además una comisión que actúa a espaldas de asociaciones de defensa del patrimonio u otras administraciones que puedan aportar opiniones no ligadas a intereses particulares o políticos.

La asociación Mellaria invita a esta decimoséptima edición de los premios «Isidro de Peralta» a todas aquellas personas que estén interesadas.

 

El bando para embellecimiento del casco histórico de Tarifa carece de firmeza

Mellaria solicita que se pongan fechas para el cumplimiento del PEPRICH

PEPRICH en BOJAReferente al bando publicado por el alcalde sobre el embellecimiento del casco histórico de Tarifa, la asociación para la defensa del patrimonio cultural, Mellaria, realiza los siguientes comentarios:

En primer lugar Mellaria se pronuncia sobre la falta de sentido del bando, ya que en Tarifa existe una normativa suficiente para que el casco histórico esté protegido y salvaguardado para que continúe con su tipismo e identidad. Lo único que se precisa es que el Consistorio ponga en funcionamiento el mecanismo necesario para hacer cumplir dicha legislación del PEPRICH, además de intentar adecuarlo a las verdaderas necesidades del centro histórico cubriendo las carencias que tiene y ampliando la protección.

El citado bando carece de solidez y de autoafirmación, llegando a decir que “ningún instrumento administrativo es suficiente sin la participación activa de la ciudadanía en la conservación patrimonial”, con lo cual se entiende que la situación queda en el mismo lugar en el que está: la mayoría de las personas o empresas que infringen la ley lo hacen por beneficio personal y a sabiendas.

En cuanto a la dejadez del Ayuntamiento sobre los monumentos que se encuentran en Tarifa, la asociación supone que los técnicos municipales son conscientes de que el Consistorio tiene la obligación de su mantenimiento. Sin embargo, no parece que sea así a tenor de lo que observamos, por ejemplo, por el abandono de un Bien de Interés Cultural como es el castillo de Santa Catalina o la imprudencia de no intervenir en la espadaña de la iglesia de Santiago.

Desde que está en funcionamiento la citada Comisión Municipal de Patrimonio se ha seguido consintiendo el incumplimiento de la legislación en muchos temas, como son la instalación en fachadas de grandes paneles, letreros irregulares, colocación de objetos diversos en la vía pública, o pinturas coloreadas en paredes; la patrulla municipal dirigida por la historiadora del arte, que supuestamente debe velar por el cumplimiento de la legislación, en realidad consiente y es cómplice de estas ilegalidades.

En cuanto al trámite de consulta pública que se va a abrir para recoger sugerencias para la mejora del casco histórico, Mellaria declara que son numerosos los escritos enviados al Ayuntamiento mediante sede electrónica o registro de entrada desde hace años, y por lo tanto, antes del plazo señalado en el bando. En dichos escritos se recogen la totalidad de las infracciones que se están cometiendo en el casco histórico y que Mellaria reivindica de manera perentoria.

Mellaria declara que la obligación del Ayuntamiento y de la Comisión Municipal de Patrimonio es la de hacer cumplir la legislación exigiéndolo de manera firme y con la autoridad necesaria, de forma que tanto los empresarios como los demás ciudadanos entiendan que no tienen más opción que la de cumplir con la legislación que regula el casco histórico de Tarifa.

Por último y como más importante, el Ayuntamiento se tiene que pronunciar sobre las fechas para instruir los expedientes y exigir el cumplimiento del PEPRICH para que el bando pueda tener efectividad.