Las ventanas abiertas en el castillo de Guzmán el Bueno

NOTA DE PRENSA

Estamos asistiendo asombrados a los cambios que están haciendo en un monumento tan querido para todos como es el castillo de Guzmán el Bueno. El castillo ha formado parte durante más de mil años de generaciones de tarifeños. Desde nuestra más tierna infancia, su silueta recortada en el cielo forma parte indisoluble de todos nosotros. Una fortaleza maciza, fuerte, inamovible, como el carácter de todos los que han formado parte de su historia. Hoy, esa fortaleza imperecedera está siendo violada por un señor que, cada vez que se acerca por Tarifa, es para echarse a temblar. La desaparición de una escalera del siglo XVI, la construcción de rampas que modifican el aspecto antiguo y convierten al monumento en algo parecido al pabellón de una expo y, recientemente, las ventanas abiertas en sus muros que le quitan el aspecto de fortaleza… No comprendemos, este proyecto que trata de embellecer la alcazaba. Creemos que las obras de restauración deben procurar dar a los monumentos el aspecto que la historia y el tiempo han despositado en sus piedras. Por eso, abrir ventanales es una arbitrariedad que, por mucho que rebusquemos en la historia del castillo, no tiene justificación. Sabemos que los monumentos, como nuestro castillo, no son patrimonio exclusivo de los tarifeños, son patrimonio de la humanidad, pero nadie nos va a quitar a los nacidos y residentes en esta tierra del sur, que es algo más nuestro, porque aprendimos a hablar, a andar, nos enamoramos y vivimos a la sombra de sus muros.

El señor Fernández Pujol lo está cambiando y, lo que es peor, con el beneplácito de las autoridades que parece que le han dado carta blanca para que borre de nuestra memoria lo que fue y ha sido el castillo y le quiere dar la fisonomía de un palacio. Están adaptando nuestro castillo para convertirlo en museo y lo están haciendo cambiando el aspecto que los siglos le han dado. No se entera que el principal atractivo del futuro museo debe ser el propio castillo y no lo que van a mostrar en él. Por cierto, a día de hoy no se sabe qué es lo que van a poner en ese museo. ¿Cómo es posible que estén destrozando nuestro castillo para hacer algo que no saben aún en qué va a consistir? ¿Cómo es posible ese grado de imprevisión y que, sin tener nada claro, se pongan a modificar y destrozar la fortaleza? Parece que los dirigentes políticos no van a defender el patrimonio de todos; si quieren hacerlo que escuchen la voz del pueblo, que no es otra que nos dejen el castillo como es, como ha sido y como nos lo dejaron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s