Desprendimientos en la roca que sostiene la barbacana del castillo de Guzmán el Bueno

NOTA DE PRENSA

En la noche del 31 de diciembre de 1989, parte de la barbacana sur del castillo de Tarifa se vino abajo en un hecho que todavía hoy se recuerda con dolor porque supuso una pérdida irremediable para nuestro patrimonio histórico. Un temporal acabó por desmembrar la piedra arenisca sobre la que se asienta la muralla y el castillo de Guzmán el Bueno, fallando el cimiento y cayendo sin remedio la mitad de la barbacana sur que rodea al castillo. La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras acometió por aquel entonces la obra de urgencia y ejecutó a través de la empresa Agromán un muro de contención de hormigón que contuvo el resto de la barbacana y evitó que parte del castillo también se viniera abajo.

Sin embargo, desde entonces nada se ha hecho en esa parte del castillo pese a que su estado de deterioro ha continuado desde aquel fatídico año. Desde Mellaria se ha podido comprobar en estos días que las lluvias del último año y en especial la de los últimos días han provocado nuevos desprendimientos de roca (algunas de considerable tamaño como la que se sitúa junto al torreón de Guzmán) y piedras en la parte de la roca que sigue en pie junto a ese muro de hormigón y que, por consiguiente, amenazan con desplomarse y llevarse consigo el resto de la barbacana original que sigue en pie.

Adjuntamos algunas fotos donde se aprecian esos desprendimientos y el mal estado de los gunitados y de los emparchados de mampuestos que intentan reforzar la piedra, que faltos de control y de mantenimiento alguno han perdido todo su mortero de agarre, se está cuarteando y viniendo abajo, producto de la erosión y de las filtraciones de agua provenientes de la peña sobre la que se asienta la fortaleza tarifeña. Lo peor es que las piedras desprendidas permanecen al pie del monumento sin que nadie parezca que lo haya advertido o dado siquiera la importancia que esos desprendimientos acarrean.

Además, se da la circunstancia de que la roca sobre la que se asienta el castillo es el mismo tipo de arenisca local que la que compone la fachada de la iglesia de San Mateo, con lo que su deterioro no ha de ser sino progresivo. Mucho nos tememos que si no se actúa preventivamente y de urgencia en consolidar esa parte de la muralla del castillo, muy pronto Tarifa revivirá un trágico episodio como el que vivimos aquel 31 de diciembre de hace hoy 21 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s