Fallo de los premios “Isidro de Peralta” 2010

Mellaria deja desiertos los Premios Isidro de Peralta 2010

Por primera vez desde su creación en el 2000, año en el que Mellaria instituye los Premios Isidro de Peralta para distinguir a aquellas entidades, colectivos o particulares que hayan destacado por su labor en pro de la recuperación y mantenimiento de nuestro patrimonio histórico y cultural, quedan desiertos estos galardones. Y es que a juicio de los miembros de la junta directiva de Mellaria, no ha habido ninguna entidad o persona que durante el presente año hayan descollado de manera especial en este aspecto.

Ciertamente durante este año se han producido algunas actuaciones puntuales que merecen ser recordadas, tales como la restauración del Cristo de las Animas, la creación de una página web dedicada a la Semana Santa de Tarifa, propiciada por nuestro vicepresidente y cronista oficial Juan Antonio Patrón, la restauración del reloj de la Iglesia de San Francisco a cargo de la asociación cultural La Trocha, actuaciones aún inconclusas que por tanto no han sido consideradas candidatas a los Premios Isidro de Peralta 2010.

También en este mismo año se han elaborado, y en algunos casos se ha puesto en marcha, importantes proyectos de recuperación de nuestro patrimonio monumental, tales como la continuación de la rehabilitación y musealización del castillo de Guzmán el Bueno, la recuperación de las murallas árabes, rehabilitación y amueblado de la antigua iglesia de Santa María, restauración y afianzamiento de la torre del Miramar, prospecciones arqueológicas en el Castillo, pero ninguno de ellos ha concluido, e incluso algunos se encuentran estancados o aún no han comenzado a ejecutarse.

Por el contrario en el 2010, se han producido nuevas agresiones a nuestro patrimonio o se han agravado los viejos problemas que desde hace ya algún tiempo nos aquejan, como son la proliferación de edificios abandonados en pleno casco histórico artístico, el progresivo y alarmante deterioro de la fachada de la iglesia de San Mateo, el abandono total por negligencia judicial del castillo de Santa Catalina, la colocación de carteles luminosos y mobiliario urbano inadecuados en el casco histórico, la no aplicación de las normas contenidas en el PEPRI o en su defecto del PGOU para combatir y prevenir actuaciones que vayan en menoscabo de nuestro patrimonio, y una larga lista de problemas que sería tediosa de enumerar.

Pero sobre todo el hecho que de forma más clamoroso y contundente atenta contra nuestro patrimonio monumental es la mole en la que se ha convertido el edificio del restaurado Cine Alameda, que inexplicablemente cuenta con el visto bueno de nuestras autoridades locales y autonómicas, y que no sólo oculta una parte importante de las antiguas murallas árabes, sino que entra en competencia con la cercana torre de San Sebastián a la que empequeñece y oculta, constituyendo un obstáculo que impacta y contamina visualmente el entorno donde se erige.

Por ello despedimos este año 2010 con el sentimiento de tener que dejar desierta la décima edición de los Premios Isidro de Peralta, y con la esperanza de que en el 2011, todos los problemas que aquí y a lo largo del año hemos denunciado, queden resueltos o al menos estén en vías de ser solucionados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s